fbpx

Vino online a pedir de Bodeboca

Nathanaël Berbessou es uno de los fundadores de Bodeboca, el mayor e-commerce de vinos en España. Todo comenzó en 2009 con un proyecto de dos jóvenes franceses que resultó tan exitoso (más de 1.3 millones de suscriptores, 2000 bodegas afiliadas, 1 millón de botellas vendidas al año) que la multinacional Pernod Ricard lo compró en 2019 en 10 millones de euros. El emprendedor francés, residente en Barcelona, fue uno de los conferencistas invitados a Expovinos 2020.

En España se consumen alrededor de 11.2 litros de vino al año por persona (cifras 2019). Este consumo alimenta un mercado que opera a través de supermercados, tiendas y venta online. Este último canal ha crecido considerablemente en los últimos meses debido al confinamiento. Un informe del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) señala que las ventas de vino crecieron desde abril un 64.5%.

Esta tendencia, la de la venta online de vino, ha crecido en todo el mundo, incluido Colombia. En 2020 el Grupo Éxito, el mayor vendedor de esta bebida en el país, ha vendido $113 mil millones de pesos representados en 3.8 millones de botellas con un crecimiento en ventas del 22% respecto al mismo periodo (enero– septiembre) de 2019. La participación de los canales de comercio electrónico significa el 14% de las ventas de la categoría frente a un 7% en 2019.

El anterior contexto para enmarcar la historia de Bodeboca. Todo comenzó como el sueño de dos franceses, Greg Bulckaert y Nathanaël Berbessou, quienes se conocieron en Madrid en 2009. Bulckaert venía de ser desarrollador Java en Silicon Valley, mientras Berbessou era un ingeniero consultor con raíces en Burdeos, la capital vinícola de Francia, y la región donde se elaboran sus vinos más celebres. Ante la pregunta ¿Se puede innovar en un mundo tan tradicional como el del vino? ellos le apostaron a una plataforma online llamada Bodeboca, un juego de palabras entre bodegas y boca, “es decir, un puente entre las bodegas y el consumidor”, como explica Nathanaël Berbessou.

Los retos de emprendedor

Pero no todo fue un jardín de rosas. Pasar de unas vagas ideas en un café de Madrid a convertirse en los vendedores de vino online más importantes de España tuvo obstáculos. “Primero convencer a gente muy poco digital como la de las bodegas, a colaborar con nosotros”, señala Berbessou quien recuerda que visitando las bodegas y después de las catas de rigor, “les explicaba el proyecto, pero era como si hablase de extraterrestres. Pero lo bueno fue que fuimos los pioneros en hablar de la venta online, y eso nos dio una ventaja estratégica”.

Un segundo desafío fue la crisis económica que vivió España por aquellos años con tasas de desempleo del 28 por ciento y que afectaba al consumo del vino. Esta crisis resultó una oportunidad para la empresa pues ningún inversor extranjero se le ocurrió entrar al mercado de venta online de vino de un país en quiebra con lo que, recuperada la economía después de 2014, Bodeboca había crecido y tenía el liderato del segmento.  Otros obstáculos fueron los de cualquier emprendimiento: buscar un equipo, contratar personal y, sobre todo, perfeccionar la logística de entrega. “El e-commerce es el menos digital de los negocios digitales. Entregar botellas de vino, un producto caro, pesado y frágil, es algo muy tangible. Estos eran los problemas, pero como lo sabe cualquier emprendedor, resolverlos forma parte del reto de emprender. Si no hubiera problemas, nos los inventaríamos”. 

Comunidad, Contenido y Comercio, las claves de Bodeboca

Explicadas las dificultades, ¿Cuáles fueron las claves que hicieron a Bodeboca líder del mercado y que llevaron a desperrar el interés de la multinacional Pernod Ricard?  El fundador de Bodeboca habla de “C3: Comunidad, Contenido y comercio”. Comunidad: “Más que un e-commerce quisimos construir una comunidad de aficionados al vino y ofrecerles la mayor información sobre el producto al momento de la compra”. El Contenido es poder comunicar historias sobre las bodegas y sus vinos. El vino es un producto cultural y pudimos lograr, teniendo un equipo de ocho redactores, contar esas historias maravillosas”. La tercera Ce es Comercio.  “Una plataforma e-commerce requiere el dominio de un know how que implica numerosas y complejas operaciones tecnológicas, logísticas y de marketing que supimos desarrollar e integrar”, concluye Nathanaël Berbessou.

Diez años y diez millones de euros después, el espíritu emprendedor de Berbessou sigue despierto. Trabaja en Pernod Ricard como responsable de Drinks&Co, la plataforma digital con la que el grupo quiere mostrar su amplio catálogo de vinos y licores al consumidor final de todo el mundo. “Es llevar Bodeboca de España a nivel global a través de Drinks&Co”.

Finalmente, le pedimos consejos para un emprendedor. “Pensarlo muy bien y saber que las ganancias no van a ser rápidas; dominar el componente tecnológico: programación, marketing, inteligencia artificial, y tercero, conseguir fondos de financiación pues vas a requerir dinero para crecer y si no lo tienes, se te acaba la gasolina”.  El niño que pisaba uvas en el viñedo de su familia en Burdeos ha dejado huellas en el negocio del vino. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *